10 años de cárcel por traficar 470 kilos de cocaína

Luego de un acuerdo de estricta conformidad, la Sección de Investigaciones Sensitivas (SIS) de la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (FESCCO) obtuvo una sentencia de 10 años de reclusión en contra de José Virgilio Vega Aguilar y Víctor Manuel Díaz Ayala por el delito de tráfico de drogas agravado.

La sala II del tribunal de sentencia con jurisdicción nacional determinó, además imponer una multa de 60 mil lempiras más la inhabilitación absoluta, así como el comiso de un vehículo y cinco celulares, señalando para el próximo 18 de julio la audiencia de lectura de sentencia a la 1:30 de la tarde.

Por este mismo caso, en noviembre de 2022 tras la aplicación de un procedimiento abreviado se obtuvo una pena de 11 años tres meses de prisión en contra de Lucas Edgardo Castro Ulloa, también por tráfico de drogas agravado.

Como se recordará, la Dirección Nacional Policial Antidrogas (DNPA) incautó 470 kilos de supuesta cocaína en dos operativos efectuados en Atlántida y Colón.

El primero de los decomisos se efectuó el sábado 19 de febrero de 2022 en la carretera CA-13, a la altura de la aldea El Aguacate, jurisdicción del municipio de Jutiapa, Atlántida.

En dicho lugar fueron requeridos dos vehículos y tras realizarle el registro correspondiente se detectó un doble compartimiento en la paila de un automóvil marca Nissan, modelo NP300, en el que se ocultaban 70 kilos de cocaína.

El carro era conducido por Lucas Edgardo Castro Ulloa, quien fue detenido, al igual que los tripulantes del vehículo escolta marca Toyota modelo Tacoma, Víctor Manuel Díaz Ayala y José Virgilio Vega Aguilar.

En un segundo operativo fue el domingo 20 de febrero de 2022, otro grupo de agentes localizaron en la aldea Las Flores de Oriente, jurisdicción del municipio de Limón, Colón, un total de 400 kilos de supuesta cocaína ocultos en un vehículo marca Isuzu, modelo NRR, color blanco, con número de placa ABC0640, el cual se encontró sin ocupantes.

Una vez que se realizó la inspección del automóvil, fue localizada la droga en una caleta en la plataforma del vehículo, cuyos paquetes tienen el logo de un águila y una letra color blanco.

Cabe mencionar que, según lo investigado, ambos decomisos están relacionados y por ello la condena de los traficantes es por los 470 kilos de cocaína.