Responde Gabinete Económico de la pasada Administración: Rixi Moncada miente, busca una excusa para no cumplir las promesas que Libre y sus aliados hicieron durante la campaña

El gabinete económico que administró las finanzas del Estado del 2010 al 2022 mediante un comunicado le respondió a la Ministra de Finanzas Rixi Moncada después de la presentación de un informe sobre la situación financiera y económica de como encontró el país la administración de LIBRE y PSH.

El exgabinete económico explica que, con mucha sorpresa escuchamos ayer de parte de la ministra de Finanzas, Rixi Moncada, una presentación sobre la situación financiera y económica como encontraron el país, que tuvo un enorme despliegue mediático, plagado de posturas histriónicas, pero sobre todo con cifras y datos equivocados.

Claramente esta actividad del gobierno tiene como objetivo preparar el terreno para tener una excusa para no cumplir con las promesas que Libre y sus aliados hicieron durante la campaña proselitista y por las que el pueblo decidió votar por ellos y concederles el poder de la nación.

Es un esfuerzo mediático para poder decir “no pudimos bajar el precio de la energía eléctrica, no vamos a poder tener los combustibles más baratos de Centroamérica, ni vamos a poder eliminar impuestos como prometimos en campaña, y más bien vamos a tener que aplicar paquetazos”… en resumen le mintieron al pueblo, generaron expectativas irrealizables y ahora buscan un culpable para justificar el engaño a todos los hondureños.

La administración que recién entregó el Poder se caracterizó sobre todas las cosas por su disciplina fiscal, nunca en la historia del país se habían logrado déficit tan bajos como los obtenidos en los últimos años, 0.9% antes de la pandemia y 3.6% en el 2021, ni nunca la economía del país había crecido en porcentajes tan altos como los del año pasado que fue del 12%.

Imposible que estén hablando hoy de déficit de 35%!!Estas cifras obtenidas por la pasada administración, reconocidas y refrendada por organismos internacionales de crédito y medidores de riesgo país, a diferencia de las mostradas ayer por la ministra de Finanzas, no están elaboradas con fines políticos, sino que son eminentemente técnicas y para toma de decisiones en las más prestigiosas firmas financieras del mundo.

Por ejemplo ¿de dónde saca la ministra de Finanzas esa cifra escandalosa de 168 mil millones de lempiras robados? ¿Qué datos utilizó para llegar a esa conclusión? Bien pudo haber dicho que eran 200 mil millones o 500 mil millones, porque ese dato solo está refrendado por la imaginación de quien lo presenta

El Presupuesto General de la República para el ejercicio fiscal 2022 se construyó considerando el comportamiento de las variables macroeconómicas y fiscales, de acuerdo a los análisis de los equipos técnicos del Banco Central de Honduras, Secretaría de Coordinación General de Gobierno y la Secretaría de Finanzas, siendo coherente con la Ley de Responsabilidad Fiscal. 

Se menciona que el presupuesto de 2022 es falso, pero en 2008-2009, cuando las actuales autoridades eran gobierno NO HUBO SIQUIERA PRESUPUESTO, por eso podían disponer de los fondos del Estado con total libertad sin imputarlos a ninguna partida… aprovechando este vacío se dieron casos como “El Carretillazo”, que si no fuera por las cámaras de vigilancia del BCH no hubiese quedado registro de ninguna extracción de dinero en efectivo como lo hicieron en aquel momento.

 Parece que lo que buscan es un pretexto para despilfarrar las enormes reservas monetarias con que se deja el país, este es el ahorro de la nación, el patrimonio de cada ciudadano, lo cual se traducirá en mayor inflación, que es precios más altos para cada producto y devaluación del lempira. Al primer trimestre de 2021, el saldo de las reservas totalizó $8,252.90 millones, el mas alto en la historia del pais, superior en $104.10 millones al registrado en cierre de 2020.

El endeudamiento se orientó a priorizar programas y proyectos en beneficio de la población hondureña en condición de vulnerabilidad (Competitividad rural, fortalecimiento al sistema sanitario, atención a la emergencia del Covid-19, compensación social, viviendas, MIPYME, educación, etc.).

Los recursos provenientes del endeudamiento son objeto de auditorías externas, así como auditorías realizadas por el Tribunal Superior de Cuentas, evaluaciones por organismos internacionales.La deuda representa el 48% del PIB, situándolo por debajo del techo establecido en el marco legal que es de un 55% y es la segunda más baja de todo Centroamérica en relación al PIB, como se puede observar en la grafica a continuación. Además se financió deuda más barata, a menores tasas de interés, con periodos de gracia y plazos largos.

No es cierto que el déficit es de 35%. El Control del déficit al cierre 2021 fue de 3.6% respecto al PIB y el techo máximo era de un 5.4%, es decir un 1.8% por debajo del techo máximo establecido, lo que demuestra compromiso con la estabilidad fiscal.

El FMI en su cuarta revisión del Programa, reconoció que … “Las autoridades activaron adecuadamente la cláusula de escape de la Ley de Responsabilidad Fiscal que ayudará a sostener la economía, sin poner en riesgo la trayectoria de la deuda; el riesgo de sobreendeudamiento de Honduras sigue siendo bajo.”

En resumen el país se deja mucho mejor que como se recibió después de la crisis política del 2009, se dejan sus finanzas saneadas, tasas de interés en los bancos históricamente bajos para beneficio de todos los hondureños, déficit fiscal controlado, crecimiento de la economía en 2021 de 12%, reservas internacionales históricamente altas, proyecciones de ingresos para el 2022 suficientes para financiar el presupuesto, enorme credibilidad en la banca internacional y confianza de organismos financieros mundiales por un bajo riesgo país que esperamos las nuevas autoridades sepan cuidar y mejorar.