«Un patán» es el nuevo embajador de Honduras ante la OEA

La reconocida reportera de Univisión, Claudia Mendoza, describe algunos de los episodios en los que el nuevo embajador hondureño ante la OEA, Roberto Quesada, ha insultado y humillado a varias mujeres

«El nombramiento de Quesada representa un retroceso significativo en la lucha por adecentar los espacios públicos y privados de hombres misóginos y machistas que creen que las mujeres siguen siendo vulgares objetos para pisotear«, afirma Mendoza

Por Claudia Mendoza

Tegucigalpa, Honduras. Cuando Xiomara Castro ganó las elecciones generales (noviembre 2021) en Honduras, indistintamente del partido político al que pertenecen, la mayoría de las mujeres en este país centroamericano se alegraron muchísimo. Algunas, porque con el gane de Castro salía del poder uno de los Gobiernos más corruptos que ha tenido Honduras hasta el momento (Partido Nacional). Otras, porque el hecho histórico de tener una mujer presidenta, por primera vez, hizo resurgir en las mujeres la esperanza de que las cosas cambiarían para este segmento poblacional.

Se esperaba que Castro nombrase en su Gobierno un porcentaje importante de talentosas, luchadoras, valientes e inteligentes mujeres que han ayudado a construir patria. Pero de eso muy poco pasó y su Gobierno está integrado, en mayoría, por hombres.

Pero aquí quiero detenerme. Si bien es cierto, hay muchos nombramientos certeros de hombres comprometidos, honestos y con sobrado profesionalismo, también lo es que hay otros que han sido cuestionados porque fueron nombrados sin experiencia, con dudosa ética o tildados de estar salpicados por corrupción. Pero hay un nombramiento, en especial, que ha llamado la atención: Roberto Quesada, Embajador de Honduras ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

El tema que Quesada es un hombre pendenciero, acostumbrado a pelearse públicamente con hombres, pero en especial con mujeres, no es desconocido por la sociedad hondureña. Hay muchos testimonios de mujeres que han vivido algún tipo de violencia de género, devenida del señor Embajador.

Algunas se han atrevido a contar, de forma pública, su experiencia con Quesada. Sin embargo, en lo privado, muchas mujeres afirman haber tenido episodios en los que fueron víctimas de sus insultos y humillaciones en diversos espacios en Estados Unidos, país donde reside.

Me tomé la tarea de entrevistar a algunas de las mujeres que afirman que han sufrido abusos por parte del señor Quesada. No entraré en detalles de los escenarios en donde se llevaron a cabo los altercados y mucho menos en las expresiones, insultos, ofensas o palabras sacadas de tono que ha emitido a diversas mujeres, el señor Embajador.

Pero sí me referiré a las reflexiones que hacen al saberlo nombrado en representación de Honduras, en un espacio internacional:

«Un patán, es el nuevo embajador de Honduras ante la OEA».

«A nosotros y nosotras en el extranjero nos ha amenazado con echarnos la migra cuando vamos a la Corte a protestar en contra del régimen. Es un homofóbico y anti inmigrante».

«Para mí tiene personalidad narcisista. Aunque sea en mal, él necesita asumir la voz pública que cree que es. Lo que ha hecho para dividir y socavar el Departamento 19 es terrible. La cantidad de voces en contra de la forma en la que él actúa es impresionante».

«Es una persona sin calibre humano, con falta de visión de los significados e importancia que tenemos las mujeres, las luchas, los aportes y las propuestas que hemos hecho para la historia».

«Su nombramiento, en día internacional de la mujer, nos cae como balde de agua fría a la comunidad internacional, porque él ha actuado como verdugo para las mujeres, para la comunidad lésbico-gay, la comunidad migrante y las defensoras de derechos humanos».

«Me da vergüenza ajena porque teníamos expectativas que llegaran personas, porque las hay, con calificación, con miradas menos patriarcales, y resulta que hay una cantidad de gente que ya ha sido señalada, públicamente, como este señor».

«Ese nombramiento es terrible y una bofetada al pueblo, pero fue mejor que lo mandaran a ese basurero y no a la embajada o consulados donde va nuestra gente humilde, porque nos ha ultrajado, ofendido».

Como periodista defensora de los derechos de las mujeres, y tomando en cuenta los testimonios de decenas de mis congéneres que afirman lo antes expuesto, el nombramiento de Roberto Quesada ante la OEA, representa un retroceso significativo en la lucha por adecentar los espacios públicos y privados de hombres misóginos y machistas que creen que las mujeres siguen siendo vulgares objetos para pisotear.

La administración Castro no puede alegar ignorancia de lo expuesto en este escrito, pues sabemos, de fuentes fidedignas, que conocen el proceder del señor Embajador, desde siempre.

Señora presidenta, esperábamos en la administración pública mujeres y hombres beligerantes, luchadores, íntegros, con valores y alejados de esos pensamientos patriarcales misóginos.

Pero, sin duda alguna, el nombramiento de hombres como el señor Quesada echan al traste lo poco que se ha avanzado en materia de vindicación de derechos de las mujeres.

Y recordemos, señora presidenta, que su política de gobierno le apuesta a pactos con organizaciones de mujeres y de mujeres feministas, y gente como Quesada, ocupando cargos públicos, no encaja.