UNAH, única institución hondureña autorizada para formar pilotos de drones

¿Sabía que la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) es la única institución en el país autorizada por la Agencia Hondureña de Aeronáutica Civil (AHAC) para formar pilotos de drones?

La oferta del Diplomado en Sistemas Aéreos de Pilotaje Remoto (DRPAS) inició a mediados de 2021 a través de la Facultad de Ciencias Espaciales (Faces), sumando a la fecha más de 50 egresados.

Dicho programa de educación no formal tiene una duración de tres meses e incluye la participación de los estudiantes en foros interactivos, softwares, programas de simulación virtual, laboratorios, talleres, trabajos grupales y webinarios con conferencistas nacionales e internacionales sobre temas relacionados con los drones y nuevas tendencias de uso. La inversión para tomarlo es de 12,000 lempiras divididos en cuatro pagos.

Este tipo de formación forma parte de los requisitos establecidos en la Circular de Obligatorio Cumplimiento (COC) emitida por la AHAC para el registro y limitaciones de operación de los RPAS, que entró en vigor en enero de 2020, con el propósito de garantizar la seguridad de las aeronaves tripuladas y la de sus pasajeros, así como la de los aeropuertos y las compañías.

Al respecto, el jefe del Departamento de Ciencias Aeronáuticas de la UNAH, Omry Amaya, detalló que dicho instrumento regula de modo provisorio las condiciones de iniciación, aprendizaje, prácticas de vuelo y operación de los RPAS, y establece el procedimiento para el registro de usuario y las limitaciones generales de operación en el espacio aéreo hondureño.

La referida normativa elaborada vía convenio entre ambas instituciones establece que para poder operar un dron, el piloto debe tener un mínimo de 20 horas de vuelo reconocidas por la autoridad aeronáutica; la aeronave debe estar registrada y contar con un seguro, y el vuelo ser visual y realizarse en horario diurno.

“Lo que se busca es que el operador, conocido como piloto del dron, tenga los conocimientos aeronáuticos suficientes para evitar accidentes con alguna aeronave tripulada y, por ende, pérdidas humanas. El estar normado obliga que tanto la aeronave como su operador estén identificados y se respete el espacio aéreo”, dijo.

Amaya resaltó que la COC fue elaborada en el marco de un convenio entre ambas instituciones y que adicional a la oferta actual, incluyendo un diplomado orientado a aeropuertos, la Alma Máter está en proceso de validación de un curso de 20 horas, dirigido a personas sin experiencia en práctica de vuelos.

“La UNAH ya lo aprobó y en estos momentos estamos realizando las gestiones para que lo apruebe la autoridad aeronáutica, ya que debido al cambio de gobierno está en proceso de transición. Ya con eso tendríamos el paquete completo, es decir la parte teórica y la parte práctica”, expuso.