MP realiza peritaje a 375 kilos de cocaína incautados en Atlántida, caso por lo que el lunes irá a audiencia inicial detenido

Tegucigalpa, Francisco Morazán. La Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (FESCCO), la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) y la Dirección de Medicina Forense, en cumplimiento a una orden judicial, efectuaron este sábado el peritaje al cargamento de 375 kilos de cocaína incautados el miércoles pasado en Atlántida.

Dicha diligencia, tras los análisis de los especialistas del Laboratorio Químico-Toxicológico, dio positivo en que la sustancia decomisada en efecto de trata de clorhidrato de cocaína, alcaloide tropano en forma de polvo, que ahora se podrá incinerar en coordinación a lo que disponga un juez con jurisdicción nacional.

Por este caso, el Ministerio Público logró ayer viernes la detención judicial de Winsel Oliva Flores, quien el próximo lunes 22 de noviembre comparecerá a audiencia inicial por suponerlo responsable del delito de tráfico de drogas.

La acción antinarcóticos se puso en marcha desde el pasado lunes, luego de información que recibió la ATIC, por medio de agentes del Departamento Contra el Crimen Organizado, quienes de inmediato coordinaron con distintas unidades de las Fuerzas Armadas.

En tal sentido, el miércoles 17 de noviembre, la Fuerza Aérea y Naval de La Ceiba y Castilla, lograron divisar e interceptar una pequeña embarcación en la jurisdicción de Punta Izopo, Tela, departamento de Atlántida, donde se requirió a Oliva Flores y se encontró un presunto kilo de cocaína.

Sin embargo, información en poder de la ATIC manifestaba que más droga se mantenía aún en la zona donde se decomisó la lancha y fue gracias a esos datos, que el personal de la naval encontró en una parte pantanosa 13 fardos de la droga.

La ATIC sigue otras diligencias investigativas a fin de identificar a otras personas, integrantes de una estructura de tráfico de drogas, que podrían haber participado en este caso.

El detenido y la cocaína fueron trasladados con el apoyo de las avionetas de la Fuerza Aérea Hondureña (FAH), hasta la base Hernán Acosta Mejía, el pasado jueves 18 de noviembre.