En marcha la transición de empresas e instituciones de Toncontín a Palmerola

El proceso de transición y migración de empresas e instituciones del aeropuerto de Toncontín a Palmerola ha comenzado, fase cuyo objetivo es la pronta entrada en operaciones del nuevo y moderno puerto aéreo en la zona central de Honduras, dijo el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos (Insep), Roberto Pineda.

El proceso migratorio de las empresas que funcionan en Toncontín hacia Palmerola está enmarcado en un plan de acción, que igual incluye las operaciones internacionales, dijo Pineda.

Detalló que ese plan contempla las etapas constructiva, de pruebas operacionales y la comprobación por parte de las autoridades de la Agencia Hondureña de Aeronáutica Civil (AHAC) del riesgo y el resto de procesos de transición.

El funcionario remarcó que tras la presentación de las instalaciones, realizada el pasado 15 de octubre, vienen otras fases importantes como la transición y migración de los servicios que actualmente se prestan en Toncontín.

«El proceso de transición de las aerolíneas y de las diferentes instituciones de Gobierno es uno de los pasos a seguir», dijo Pineda.

Recalcó que «Palmerola es un proyecto estratégico de Honduras y como tal va enmarcado dentro del concepto Honduras, Centro Logístico de las Américas».

Definió que Palmerola representa para Honduras y la región un desarrollo económico importante que abarcará el transporte de pasajeros y de carga, y que se liga además con el abaratamiento de los costos de vuelos en favor de los usuarios.

Pineda dijo que el objetivo de convertir a Honduras en un Centro Logístico de las Américas toma fuerza con la puesta en marcha del Aeropuerto Internacional de Palmerola.

Subrayó además que los corredores estratégicos que tiene el país, y en especial el Canal Seco, convergen en Palmerola para fortalecer el sistema de tránsito de pasajeros y de carga y la comercialización de productos que la estación facilitará en el transcurso de los años.

Importante puerto de embarque y carga

El titular de Insep visualizó que a corto y mediano plazo Palmerola se convertirá en uno de los puntos de embarque con gran flujo de pasajeros rumbo a diferentes destinos del mundo, y eso permitirá el crecimiento económico de la zona central del país.

Además, Pineda resaltó que Palmerola, a medida que vaya operando, permitirá la atracción de inversiones y la generación de empleos que tanto necesita el país, algo que tiene como punto central situar a Honduras como un centro logístico.