Bancada Nacionalista apoyará presupuesto para infraestructura, si se cumple con los proyectos que ya estaban perfilados

El jefe de la bancada nacionalista, Tomás Zambrano, aseguró que el Partido Nacional apoyará la iniciativa de presupuesto para infraestructura, si se cumple con todos los proyectos que ya estaban encaminados, o perfilados, y que Mel Zelaya y Xiomara Castro ha dejado en suspenso para ejecutarlos según sus prioridades como gobierno.

Zambrano mencionó que, mediante varios artículos, se había dejado sin apoyo a zonas como Choluteca, con un bulevar y un monto de 37 millones de lempiras; así como al departamento de Valle, sin fondos para la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) con una asignación de 20 millones.

De igual manera, lamentó que se deje sin presupuesto los proyectos que se iban a desarrollar por medio de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H), para regiones como La Esperanza-Chiligatoro; Alubarén, Curarén-San Miguelito y La Libertad en Francisco Morazán con 150 millones; Lepaterique-Tegucigalpa con 150 millones; y El Empalme, Chaparral-Trojes con 900 millones de lempiras, entre otras importantes comunidades.

A estas zonas se suman lugares como San Francisco de Coray (Valle), Concordia (Olancho), Morocelí-Ojo de Agua (El Paraíso) y en Santa Bárbara, en zonas como San Nicolás, Arada-Níspero, en El Rosario, en Comayagua y un proyecto para mejorar la red vial de San Rafael (Lempira) a Santa Bárbara, entre otros muchos proyectos que se están dejando a un lado y que la población ya está esperando.

Se puede preguntar, ¿dónde está el dinero?

El parlamentario aseguró que «es un deber del actual gobierno confirmar qué va a suceder con todos esos proyectos que ya estaban perfilados», e hizo la pregunta «si se va a gobernar solo para 1.7 millones de hondureños que votaron por Libre, o para los más de 9 millones de pobladores que tiene el país».

También Zambrano comentó que lo mismo que Libre hizo por muchos años, preguntando dónde está el dinero, se les puede aplicar a ellos dentro de poco, porque son muchos los proyectos que están quedando en suspenso, a pesar que ya estaban perfilados y presupuestados para favorecer a millones de hondureños.

El diputado también dijo no entender por qué se está decidiendo hacer a un lado esos proyectos, si será el actual gobierno quien los va a licitar, ejecutar, supervisar y los tendrá que inaugurar, «porque son gobierno».

«Queremos que expongan por qué están reformulando el presupuesto, y están dejando afuera proyectos que son de país, son proyectos en favor de la población y no son exclusivamente del Partido Nacional», dijo Zambrano, quien además ha expresado su inconformidad por el incremento al Consejo Nacional Electoral en un 134 %, y al Presupuesto General de la República con más de 51,000 millones de lempiras.