Trudeau insta a las naciones occidentales a no dejar que el régimen chino las divida entre sí

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ha pedido a Occidente que se una para evitar que el Partido Comunista Chino (PCCh) aproveche sus intereses comerciales para dividirlos entre sí.

En una entrevista emitida el sábado 25 de diciembre, Trudeau afirmó que los dirigentes comunistas chinos han estado “enfrentando” a menudo a los países occidentales entre sí cuando compiten por el acceso a las oportunidades económicas con el país, informó Reuters.

“Hemos estado compitiendo y China ha estado, de vez en cuando, jugando muy inteligentemente con nosotros en un mercado abierto, de forma competitiva”, dijo a la televisión Global.

“Tenemos que hacer un mejor trabajo para trabajar juntos y mantenernos fuertes para que China no pueda jugar a los ángulos y dividirnos unos contra otros”, dijo Trudeau.

El líder canadiense argumentó que los países occidentales, debido a sus beneficios económicos, han dejado que el régimen chino dicte las condiciones.

Durante mucho tiempo, el PCCh ha aprovechado los costes de la mano de obra barata en China para atraer inversiones extranjeras, a condición de que Occidente y otros países tengan que guardar silencio sobre sus abusos internos de los derechos humanos.