Rusia bombardea una escuela en Mariúpol con 400 refugiados, mientras ACNUR cifra en 10 millones los desplazados por la guerra

Por. Cadena SER

La campaña militar rusa en Ucrania cumplió este domingo su vigésimo quinto día mientras continúan los combates en el norte y sureste del país ante la falta de avances tangibles en el proceso de negociación bilateral para un alto el fuego. Una de las situaciones más dramáticas se vive en Mariúpol, en el sureste del país, donde las autoridades denunciaron hoy el bombardeo ruso de una escuela de arte que servía de refugio para 400 civiles, incluidos ancianos, mujeres y niños, sin ofrecer datos sobre posibles víctimas. El Ministerio de Defensa ruso ha confirmado la catástrofe humanitaria en Mariúpol, pero ha culpado a los nacionalistas ucranianos.

Unas 400.000 personas han estado atrapadas en Mariúpol durante más de dos semanas en medio de intensos bombardeos que han cortado los suministros centrales de electricidad, calefacción y agua, según fuentes locales. El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, calificó este domingo el sitio de Mariúpol como «un acto de terror que será recordado en los siglos venideros».

También las autoridades ucranianas han denunciado que con los ataques, las fuerzas rusas han desplazado de manera forzosa a miles de ucranianos a territorios rusos. Y el propio Ministerio de Defensa ruso ha afirmado que la aviación rusa ha destruido una base militar en la región de Zhitomir, en el noroeste de Ucrania y limítrofe con Bielorrusia, donde se encontraban «más de un centenar de efectivos de fuerzas especiales ucranianas y mercenarios extranjeros».

Por su parte, el alto comisionado de la ONU para los derechos humanos, Filippo Grandi, ha dicho este domingo que la guerra en Ucrania por la invasión rusa es «tan devastadora» que ha forzado a diez millones de personas a desplazarse, sea dentro del país o al extranjero, convirtiéndose así en refugiados.

«Entre las responsabilidades de los que conducen la guerra, en cualquier parte del mundo está el sufrimiento que se causa a los civiles a los que se obliga a escapar», ha señalado Grandi a través de su cuenta en Twitter.