Juez de EEUU condena a las FARC a pagar 36 millones de dólares por secuestro de Íngrid Betancourt

El juez principal del Tribunal de Distrito de EE. UU., para el Distrito Medio de Pensilvania , Matthew W. Brann, acogió los argumentos de la demanda presentada por el hijo de la excandidata a la presidencia Íngrid Betancourt, Lawrence Delloye, quien tiene ciudadanía norteamericana y demandó a las Farc por el cautiverio de su mamá. Aunque la pretensión inicial era de 12 millones de dólares, el juez acogiéndose a Ley Antiterrorista (ATA), triplicó esta suma a 36 millones de dólares.

La demanda, que fue presentada ante la justicia norteamericana que permite, en casos de terrorismo, apelar a los tribunales de este país, fue presentada contra 14 miembros de las Farc y contra esta organización, bajo el argumento que resarcir daños y perjuicios por la angustia emocional que dice haber soportado mientras su madre, Ingrid Betancourt, fue secuestrada durante seis años, cuatro meses y nueve días, cuando fue rescatada por el Ejército, en medio de la reconocida Operación Jaque, tal vez, la más importante en la historia del país.

La condena compromete a varios de los principales miembros de las Farc, algunos de ellos ya fallecidos en medio del conflicto, en la lista están: Jorge Enrique Rodríguez Mendieta, alias “Iván Vargas”; Yarlei Banol-Ramos, alias “Diana”; Josué Cuesta León, alias El Viejo”; Nayibe Rojas Valderrama, alias “Sonia”; José Antonio Celis, alias “Calvo”; Juan Diego Giraldo, alias “Flaco”; José Fernando Romero Mejía, alias “El Morocho”.

La decisión, por línea de mando, también acoge a exguerrilleros de alto perfil como el exjefe negociador de las Farc y hoy cabecilla de la disidencia de la Segunda Marquetalia, Luciano Marín, alias “Iván Márquez”; Noe Suárez Rojas, alias “Germán Briceño Suárez” o “Grannobles”; Henry Castellanos Garzon, alias “Romaña”; Martin Cuero; Helí Mejía Mendoza, alias “Martín Sombra” o “el carcelero de las Farc; y Walter Tapiero, conocido como el Comandante Romel.