El Consejo de Seguridad de la ONU aprueba una resolución que pide el alto al fuego durante el mes de Ramadán

El Consejo aprobó este lunes una resolución que pide el alto el fuego durante el mes de Ramadán, que comenzó el 11 de marzo. También exige la devolución de unos 130 rehenes secuestrados en Israel y retenidos en Gaza, y hace hincapié en la urgente necesidad de permitir que una amplia ayuda vital llegue a la población hambrienta del enclave asediado.

El texto ha sido preparado por los 10 miembros no permanentes del Consejo.

La exigencia de poner fin a las hostilidades había sido eludida hasta ahora por el Consejo tras la invasión de Gaza por las fuerzas israelíes en octubre, después de que los ataques de Hamás dejaran casi 1200 muertos y 240 rehenes.

El Consejo exige «un alto el fuego inmediato durante el mes de Ramadán, respetado por todas las partes, que conduzca a un alto el fuego sostenible duradero».

También exige «la liberación inmediata e incondicional de todos los rehenes, así como la garantía de acceso humanitario para atender sus necesidades médicas y otras necesidades humanitarias» y «que las partes cumplan las obligaciones que les impone el derecho internacional en relación con todas las personas que detengan».

El Consejo pone de relieve «la urgente necesidad de ampliar el flujo de ayuda humanitaria y reforzar la protección de los civiles en toda la Franja de Gaza».

«Las autoridades israelíes informaron a la ONU que ya no aprobarán ningún convoy de alimentos de la UNRWA al norte», señaló el comisionado general de la Agencia para los Refugiados Palestinos este domingo en un tuit.