EEUU prueba con éxito un nuevo plan de ataque: Todos los fuertes costeros del régimen chino están al alcance

Lockheed Martin es una empresa aeroespacial y de seguridad global que realiza importantes negocios con el Departamento de Defensa y las agencias del gobierno federal de Estados Unidos. La compañía dijo que Rapid Dragon es un programa de planificación y experimentación de desarrollo estratégico (SDPE) de las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos. Se trata de una colaboración entre el Laboratorio de las Fuerzas Aéreas de EE.UU. y Lockheed Martin.

El Rapid Dragon fue desarrollado para convertir un avión de transporte militar, un MC-130J de lanzamiento aéreo, en un sistema de misiles lanzados desde el aire que ofrece capacidades de ataque. La ventaja del sistema Rapid Dragon es que el airdrop puede convertirse en un considerable escuadrón de bombarderos de las Fuerzas Aéreas de EE.UU. en el menor tiempo posible y sin ninguna modificación. Puede acortar el proceso de entrenamiento de las fuerzas aliadas utilizando el mismo avión para apoyar los despliegues del campo de batalla del ejército estadounidense que son totalmente imprevisibles para el enemigo.

El vídeo también muestra que el misil de ataque de largo alcance AGM-158 JASSM puede utilizarse en una batalla con fuego real, con un alcance de más de 1.000 km. Por lo tanto, si hay un conflicto entre Estados Unidos y el régimen chino, los aviones de transporte pueden despegar desde Guam o Hawai. Casi todos los bastiones costeros de China están al alcance cuando se utiliza el sistema Rapid Dragon. Esto podría cambiar completamente la forma de la guerra en el futuro.